12 tips imprescindibles para tu alquiler de temporada


 

Si estás pensando en alquilar tu inmueble durante la temporada de verano, presta atención a estos consejos, te ayudarán a evitar sobresaltos o malas experiencias en tu alquiler de temporada.

 

  1. Un contrato claro

En primer lugar, ten en cuenta que un contrato puede salvarte de muchos dolores de cabeza. Aunque sólo alquiles el inmueble por un fin de semana, te recomendamos que firmes un contrato con el inquilino, pues si sucede cualquier contratiempo quedarás respaldado por ese documento.

A la hora de preparar el contrato ten en cuenta varios puntos; detalles sobre los pagos y el momento de su efectuación, como por ejemplo qué entra y qué no (por ej. Agua, luz, gas…); qué pasa si se rompe o desaparece algo durante su estancia, qué sucede si se van antes de tiempo…

En los contratos es habitual dejar constancia que se deja el inmueble en perfecto estado de uso y mobiliario, e incluso se puede facilitar una copia del inventario. Si tienes cualquier duda sobre cómo hacer estos contratos, pregunta en una agencia inmobiliaria, si ya tienes una de confianza serán ellos los que te asesorarán directamente.

Prepara un buen contrato

Prepara un buen contrato

2. Prepara una guía práctica

Una buena forma de dar la bienvenida a tus inquilinos es ofreciéndoles una guía que recoja todo aquello que crees que deberían saber o pueda interesarles para mejorar la calidad de su estancia.

Nosotros te proponemos que definas tres temas; 1. Sobre la casa, 2. Sobre la finca, y 3. Sobre la zona.

Sobre la casa puedes informarles des de cómo se pone la lavadora hasta dónde encontrar el cuadro eléctrico si se va la luz.

Sobre la finca puedes dar detalles sobre normas de ruido que hayáis pactado en reuniones de vecinos, o dar algún consejo sobre algún vecino

Sobre la zona, se creativo. ¿Qué hay en los alrededores? Paradas de bus o metro, restaurantes aconsejables, zonas de ocio o infantiles…

Aprovecha para dar buena impresión e intentar que repitan el año próximo.

 

3. ¿Cómo efectuar el pago del alquiler?

La mejor opción es pedir siempre una paga y señal por adelantado que les garantiza la reserva. Debe quedar claro en el contrato la cantidad que se abona en ese momento y qué sucede si el inquilino se echa atrás. Esta cifra suele rondar entre el 20% y el 50% del precio total de la estancia.

A partir de aquí, queda decidir si el abono del resto de la estancia se efectuará antes de entrar, en el momento de dar las llaves, o bien a posteriori.

Si se realiza en el momento de dar las llaves no hay problema, pero si decides efectuarlo a posteriori debes asegurarte de que en el contrato hay una reseña donde queden reflejadas las consecuencias del incumplimiento del contrato. Si finalmente no cobrases la cantidad restante, te recomendamos que te pongas en contacto con un abogado o con tu compañía de seguros de inmediato. La ventaja de contratar una agencia inmobiliaria en estos casos es que ellos se encargaran de los trámites.

Decide cómo quieres cobrar

 

4. El gasto de la luz, agua y gas

Los inquilinos van a gastar energía mientras estén habitando en el inmueble, y esta hay que pagarla. En Hub Inmobiliario aconsejamos que se efectúe el pago proporcional con el resto de la renta. La cantidad será proporcional a los días de estancia y además, debería de acordarse una “multa” si al llegarnos la factura vemos que ha habido un consumo excesivo en ese período.

 

5. ¿Debo limpiar la casa antes de entrar un inquilino?

No es obligatorio limpiar el inmueble antes de que entre un inquilino nuevo, ahora bien, Internet puede hacer mucho daño…o mucho bien. Tener unos inquilinos contentos implica buenos comentarios en la red, un boca-boca positivo y un efecto llamada que puede ayudarnos a afianzar nuestro negocio de alquiler de temporada, por el contrario, si entregamos las llaves de un apartamento en malas condiciones, no solo conseguirás que esos inquilinos no repitan el próximo año, sino que harán que tus inquilinos se reduzcan considerablemente.

Una casa limpia atrae a más clientes

 

6.Realiza un inventario

Mejor prevenir que curar… Por eso te recomendamos que hagas un inventario de todos los elementos del inmueble que vas a alquilar, repasa el mobiliario, electrodomésticos y elementos decorativos o menaje, y déjalo todo por escrito con una reseña que indique su estado de conservación.

Si tienes algún elemento valioso o de gran importancia sentimental es mejor que lo retires o lo guardes en un mueble o zona dónde los inquilinos no puedan tener acceso.

Un inventario puede ahorrarte disgustos

 

7. ¿Qué hago si causan algún desperfecto?

Puede ocurrir que los inquilinos causen algún desperfecto, por eso es de suma importancia que te tomes tu tiempo para repasar toda la casa antes de que se vayan.

Es aconsejable que los inquilinos entreguen una fianza, esa cantidad suele persuadir de cometer tonterías, y si aun así se produjera algún accidente, la fianza no sería devuelta y ayudaría a cubrir los gastos.

Pregunta a tu agente inmobiliario sobre los seguros para este tipo de alquileres de temporada.

Revisa el inventario después de cada salida

 

8. Seguridad ante todo.

Es buena idea recordar a los inquilinos que en verano aumentan los hurtos, y que cuentas con ellos para que la seguridad del apartamento siga siendo óptima. Pídeles que cierren bien ventanas y puertas antes de salir, y si dispones de alarma, explícales detenidamente cómo usarla para que no se olviden de activarla.

En caso de que extravíen la llave, indícales tu residencia habitual o una ubicación donde puedan recoger una copia. Si eso sucede, te recomendamos que cambies la llave de la puerta y en ese caso, el gasto correría a cuenta del inquilino, aunque, por supuesto, este detalle debe aparecer bien indicado en el contrato de alquiler.

Asegúrate de que protegen tu inmueble

 

9. Polizontes a bordo…no, gracias

Otro punto importante que debes acordar es la cantidad de personas que pueden quedarse en el inmueble. Este número debe reflejarse en el contrato y, de esta manera, si se sobrepasa la capacidad máxima acordada, poder reclamarles o emprender acciones legales.

Aunque es complicado asegurarse de que cumplen este punto del contrato, siempre puedes compincharte con un vecino cotilla que esté pegado a la ventana o a la mirilla de la puerta, o pasarte por allí para preguntar si todo va bien.

 

10. Registro de inquilinos

En los hoteles suelen registrar a las personas que se alojan en sus habitaciones, En los apartamentos no es obligatorio, aunque puede servirte para llevar un Excel de entradas y salidas.

 

11. Tasas turísticas

La normativa catalana contempla una tasa turística para mayores de 16 años durante la primera semana, la cual varía en cantidad según la ciudad. Es obligatorio cobrársela a los inquilinos.

 

12. Dónde acudir si quiero alquilar un inmueble de temporada

La profesionalidad en estos casos es fundamental para no tener que lamentarse después. Por eso recomendamos que acudas a una agencia para que te ayude a llevar el alquiler de temporada de forma segura y que te asesore y ayude en caso de robo, impago o desperfecto.

 

Esperamos que este artículo te sea de ayuda. Gracias por leernos y no olvides dejar un comentario si te ha gustado.

 

Verònica Martín, interiorista y decoradora. Con la colaboración de Conce Pons, agente inmobiliario

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *