Cómo iluminar el dormitorio infantil

Como os avanzamos la semana pasada, en esta os daremos unos cuantos trucos de como iluminar las habitaciones de los pequeños de la casa en sus diferentes etapas, y es que en cada una de ellas tienen unas necesidades específicas que van evolucionando.

Una correcta iluminación consta de varios tipos de luz

Una de las cosas que tenemos que tener lista, incluso antes de que nuestro bebé nazca, es la habitación, la decoración de la cual se convierte incluso en un ritual. Ahí ya aparecen las primeras dudas de qué le puede venir bien o no, por eso, el primer consejo de esta semana es el de cómo iluminar la habitación de un recién nacido.

Y es que la luz para un bebé es pura vitamina, durante los primeros meses de vida es muy importante que la reciba a raudales, y eso se consigue, aparte de con la decoración, con una iluminación optima que lo estimule y le aporte un ambiente agradable. La luz natural será prioritaria, debemos intentar que pase la máxima posible, si queremos tamizarla, bastara con unos visillos o una tela muy fina.

La luz natural es básica en un cuarto infantil

En cuanto a la luz artificial, bañaremos su cuarto de luz general y la acompañaremos de luces puntuales en sitios estratégicos que nos ayudaran a su cuidado.

Como luz general, una buena idea es colocar una lámpara de techo que ilumine el total de la habitación de forma homogénea y en todas direcciones.

Recuerda que los colores claros multiplican la luz y también dan sensación de más amplitud

Por otro lado, como luz puntual podemos optar por una lámpara de pie o de mesa. Esta luz tiene varias funciones. La primera es que si decidimos que el bebé duerma solo en su cuarto, si tenemos que entrar por algún motivo no vamos a despertarle tan fácilmente. También nos serviría para crear un ambiente más agradable e íntimo a la hora de amamantarlo o darle el biberón y, por último, es una buena estrategia para tranquilizarlo. La luz general lo va a estimular y si está cansado lo pondremos nervioso, con una luz más atenuada conseguiremos que se vaya relajando.

Las luces puntuales funcionan muy bien para dar intimidad y crear escenarios en los que los protagonistais seais tu y tu bebé

También podemos instalar algún tipo de luz decorativa, como guirnaldas led, son una buena opción como luz de noche puesto que emiten poca luz y son económicas.

Las guirnaldas de leds son decorativas y muy prácticas en habitaciones infantiles, sobre todo si las quieres dejar encendidas por la noche.

 

 

A medida que van creciendo, van necesitando otro tipo de muebles, decoración, y también otro tipo de luces. Sus cuartos son como pequeñas guaridas donde ellos se sientes seguros y es muy importante aportarles esa comodidad mediante las cosas que le rodean. El tipo de iluminación nos puede ayudar para que haga los deberes más concentrado o incluso ayudarnos a la hora de ir a la cama.

Cada zona tiene unas necesidades específicas, y por tanto precisa de una luz especifica; la cama, zona de jugar, zona de estudiar/deberes

Lo ideal es ubicar la mesa de escritorio cerca de la ventana para  así aprovechar al máximo la luz natural y que no tenga que forzar la vista, por eso, debemos escoger textiles que suavicen la luz solar que entra pero que no la eliminen del todo, como por ejemplo unos visillos o un estor enrollable de color claro, preferiblemente blanco puesto que así se multiplicará la luminosidad sin molestar a la vista.

Atención con esta imágen. El escritorio está cerca de la entrada de luz natural y eso está perfecto, pero fíjateen la cantidad de colores y lo saturados que son. Se que es una foto de catálogo, pero no lo tomes como un ejemplo. Hay demasiados objetos, tonos demasiado intensos y además incorpora demasiado rojo, un color que mejor evitar en cualquer cuarto.

 

En cuanto a la luz artificial, usamos el mismo criterio que en el resto de habitaciones, una luz general y lámparas de iluminación focalizada para puntos concretos como iluminación básica.

Como luz general, lo mejor son las lámparas de techo o en su defecto, apliques de pared. Existen infinidad de modelos de lámparas infantiles que les encantaran, des de globos hasta soles, nubes o peces. Escoge una que vaya con el resto de decoración pero ten cuidado, hay algunas que son muy bonitas pero son decorativas, es decir, iluminan muy poco. Este tipo de lámparas nos puede servir de apoyo, pero nos acabaremos cansando pronto de ellas.

Coloca una luz general que ilumine correctamente y de forma homogénea

 

Las lámparas focales o puntuales las ubicaremos en diferentes sitios. En primer lugar junto a la cama, son las que conocemos como luz de noche. Pueden ser sobre mesa, colgantes, apliques…eso queda a vuestra elección, pero es importante que den una luz tenue y agradable, que no deslumbre o al menos que tenga un encendido lento o un regulador, ya que si se despiertan por la noche para ir al baño, no es confortable pasar de oscuridad a iluminación total de golpe. Este es un buen punto para poner una lámpara infantil decorativa, puesto que dará la iluminación que necesitamos sin molestarle.

Las lamparas puntuales pueden ser una buena opción para elegirlas decorativas
Juega con formas y colores
Existen infinidad de lamparas infantiles.

Sobre el escritorio le vamos a poner otra lámpara, esta vez de despacho, para que le ayude a concentrarse en las tareas. Esto focaliza un espacio muy concreto y ayuda a concentrarse y no salirse de ese punto. Y por último, si le hemos preparado un rincón de lectura, algo que os recomiendo 100%, también le ubicaremos una luz allí para que pueda leer mejor y evitar problemas de vista derivados de sobreesfuerzos.

La luz del escritorio es mejor que sea muy focal, para que le ayude a concentrarse
En todo rincón de lectura debe de haber un punto de luz
Los rincones de lectura intimos también nos sirven para crear una mejor conversación con nuestros hijos. Puedes usarlo como «sede central de reuniones»
A medida que van creciendo, el espacio de almacenaje también lo hará, pero el concepto es el mismo. Espacio cómodo, acojedor, prioritariamente íntimo, y sobre todo bien iluminado

 

En todos los casos, evitaremos que las luminarias sean de cristal, que tengan aristas o zonas punzantes así como materiales muy rugosos que atrapen el polvo fácilmente, puesto que nos van a ser muy difíciles de mantener y pueden crear problemas respiratorios o alergénicos.

Aunque nos parezcan una cucada de lámparas, en realidad son muy dificiles de limpiar, todo es textil y papel, dos materiales que atraen mucho el polvo y los ácaros, y a demás hay muchos recobecos. Escoge lamparas bonitas, sí, peró también prácticas y limpias.

Otro detalle importante es evitar los fluorescentes, estas luminarias funcionan bien en despachos, pero nunca en dormitorios puesto que producen una luz muy artificial y además tienden a cansar la vista por su constante parpadeo.

Nos cuidaremos que no quede ningún cable colgando suelto, que los apliques estén bien sujetos en las paredes (preferiblemente a una altura en que ellos no lleguen fácilmente) y taparemos todos los enchufes que queden libres con sistemas de seguridad.

 

Por último, recordarte que a la hora de decorar cualquier habitación, es bueno que pienses en el diseño general, y no en “me gusta esta cama, este armario de ahí y la lámpara de más allá…. Seguro que pegan” No, no es ese el camino. Únelos mentalmente antes de comprar nada. Piensa en el material de los muebles, su acabado y el color que has escogido, a la vez, tendras que pensar cómo iluminarlo, no el modelo de lámparas, sino el tipo de luz que va a necesitar cada zona. Ahora imagina cómo quedan con el color de la pared que te gusta o que le gusta a tu hij@, ¿queda bien, lo iluminas todo correctamente? Entonces podemos dar un paso más, el textil que has escogido, escoge con calma el tejido, el color, tramas, texturas y el sistema de anclaje (descubre qué cortinas poner pinchando aquí) El textil tiene que seguir una línea, ropa de cama, cortinas, alfombras, cojines… Finalmente piensa en las luminarias. Escoge los modelos que más encajen según el esquema de iluminación que has pensado inicialmente y siguiendo los consejos que te he dado en este post.

 

Espero que te haya ayudado a iluminar la habitación de tu hij@, recuerda que si tienes cualquier tipo de duda puedes dejarnos un comentario. Y si quieres leer sobre la iluminación de tu dormitorio, pincha aquí.

 

Verònica Martín, Interiorista y decoradora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *