¿Cómo distribuir el dormitorio?

El dormitorio es un espacio muy íntimo, un lugar donde descansar tranquilamente y reponer pilas. Por eso es tan importante que nos sintamos a gusto en él, y a veces, no sabemos por qué pero hay algo que falla en cómo lo tenemos. Con este artículo quiero animarte a que si no te siente s a gusto con tu habitación, la reorganices para encontrar el equilibrio que necesitas con unos sencillos trucos y ejemplos. Verás que es más fácil de lo que crees y notarás el cambio. Si en cambio estás haciendo una mudanza y quieres distribuir la estancia por primera vez, presta atención para no fallar des de la primera noche.

Dormitorio de colores pastel, muy relajante y con aire fresco y limpio
  1. El tamaño no importa

Y…al menos en este caso es cierto. Se pueden conseguir dormitorios la mar de bonitos con espacios muy, muy pequeños. Es cuestión de priorización. Las viviendas cada vez son más pequeñas, y por tanto los dormitorios también lo son. Unificando espacios y teniendo claro lo que necesitamos, con toques de colores claros y luminosos, no importará que tengamos un dormitorio de 10m2 para que sea perfecto.

Una habitación pequeña también tiene posibilidades.
  1. Dibuja un plano

Dibujar un plano a mano alzada o con regla, eso si, proporcionado o a escala, es muy buena opción, puesto que te permitirá distribuir el espacio sin que tengas que empezar a mover y remover muebles. Recuerda marcar las ventanas, puertas, radiadores y posibles recovecos como pilares o columnas.

Si no quieres estar dibujando una y otra vez el cuarto, haz unos recortables a la misma escala que el dibujo de los muebles que hayas escogido. Así podrás ir moviéndolos sobre el papel de forma muy rápida y sencilla.

  1. Escoge qué necesitas

Los básicos son la cama y el armario, pero hay muchos más elementos que podemos introducir en una habitación. El cabecero, las mesitas de noche, lámparas, una cómoda, alguna silla o butaca para ayudar a vestir y desvestirnos o quizás cerca de la ventana para crear un rincón de lectura acogedor lejos del bullicioso salón, a veces tenemos incluso que combinar dormitorio con zona de estudio y colocar un pequeño secreter o bien un tocador…

Haz una lista para que no se te olvide nada y si ya has escogido todos los elementos o los tienes de antemano, apunta las medidas en el papel.

 

Dormitorio con cama, mesitas, luces de noche, alfombra y armario. El pack basico
  1. Meidei! ¿Cómo coloco los muebles?

Ahora viene lo divertido. Aquí es donde empiezan a surgir las dudas, y no es para menos, ya que una distribución diferente en una misma estancia nos puede dar efectos muy distintos. Os lo demostraré con los dibujos siguientes.

Se trata de una habitación de poco más de 12m2 en la que tenemos que ubicar un armario de 4 cuerpos, una cama doble, un par de mesillas con sus lámparas y una alfombra. Como ves, la puerta y la ventana marcan mucho, y tenemos que dejar una zona de paso amplia. Más adelante os comento cuánto hay que dejar de pasillo libre para que la distribución sea cómoda.

En la primera opción vemos el armario nada más entrar y la cama justo debajo de la ventana. Esto se suele hacer para “enmarcar” el cabecero y hay muchos interioristas asiduos a esta práctica. Yo no. Las ventanas pueden funcionar como puentes térmicos (aunque el viento o el ruido no pase, si el cristal o la carpintería no están bien o son adecuados puede transmitir sensación de frío), esto pasa sobre todo en viviendas con unos cuantos años, pero es un problema que puede surgir también en obra nueva. La cabeza, igual que los pies, sufre mucho con los cambios de temperatura y además en invierno está fuera del alcance de las mantas, esto puede hacer que nos sintamos mal sin saber por qué, o que nos resfriemos más a menudo. Otra cosa es el armario, que visualmente no es adecuado abrir la puerta y encontrarte un muro de buenas a primeras, ya que restas amplitud.

Distribución de habitación estándar tipo 1

Otra opción que nos da esta planta es la distribución siguiente. Hemos solucionado el problema del puente térmico de la ventana, pues la hemos puesto en la pared contraria, y así, de paso, nos aprovechamos de las vistas. Además el armario no se ve al entrar.

Si tuviéramos unas vistas frontales magníficas y solo se vieran des de un ángulo 100% frontal, esta distribución estaría bien, pero vamos a analizarlo más detenidamente. Fíjate que solo con abrir la puerta te encuentras con la cabeza del pobre que duerme en ese lado. No se suele colocar el cabecero tan cerca de la puerta pues podemos molestar y además no es muy agradable que te abran la puerta y pase “el resplandor” del pasillo si estás intentando dormir. Al que le ha tocado el otro tampoco se salva. Fíjate en el recorrido que debe de hacer el primero. Lllegar y tumbarse en plancha, en cambio el segundo tiene que dar la vuelta a toda la cama. Según algunos estudios se concluyó que son las mujeres las que duermen en el lado más alejado de la puerta, te imaginas dando esos rodeos para ir a dormir, para ir al baño en medio de la noche, para ir a atender a tu hij@ que llora en otra habitación… los recorridos son importantes.

El armario, en cambio, ahí estaría perfecto, deja sitio suficiente al resto del cuarto y no crea un muro nada más entrar.

Distribución de habitación estándar tipo 2

¿Qué opción no queda entonces? La siguiente es la mejor opción para este tipo de habitaciones, y os explico el por qué para que podáis adaptarlo a vuestro caso.

La cama esta dispuesta en el centro de la habitación, creando una simetría visual muy agradable a la vista y dando la sensación de que es más grande que en las opciones anteriores. Nada más entrar se encuentran los pies de la cama, mucho más “amable” o íntimo que encontrarse con la cara de alguien. De paso, proteges a las personas que están durmiendo. Los recorridos también son más adecuados, hay casi la misma distancia para ir a un lado que al otro y no sentimos que la cama funciona de barrera.

Esta distribución también nos permite disfrutar de las vistas de la ventana y nos aleja de posibles puentes térmicos.

Como hemos visto en el caso anterior, el armario está bien ubicado.

Distribución de dormitorio estándar tipo 3

Así bien, vamos a tener en cuenta las oberturas a la hora de distribuir, tanto para crear recorridos cómodos, como para alejarnos de zonas que pueden ser más frías como debajo de las ventanas. También evitaremos formar barreras visuales al entrar, como por ejemplo colocar el armario seguidamente.

  1. ¿Y si mi habitación es muy pequeña….o muy grande?

Los ejemplos anteriores corresponderían a una habitación estándar, hay hay algunos casos en que las habitaciones son minis. Puede ser que querráis convertir una habitación individual en un dormitorio para invitados, o bien que tengáis un apartamento mini. En todo caso, se puede distribuir de varias formas.

La primera es arrimar la cama a la pared, perfecto si vais a dormir solos. De este modo queda el resto de la habitación más amplia y con más espacio libre.

Habitación pequeña

Si esta opción no te convence, opta por centrar la cama, los recorridos laterales no serán tan cómodos, pero los dos podréis acceder por vuestro lado sin tener que pasar por encima de nadie.

 

Segunda opción para un dormitorio pequeño

 

También puede ser que tengáis suerte y vuestra habitación sea grande, o hayáis optado por unir dos cuartos. Una buena posibilidad es independizar un poco la zona de armarios para crear un vestidor. Te fijaras en la imagen siguiente que la cama está dispuesta en frente de la ventana, en este caso el recorrido sí funcionaría, puesto que para llegar al lado más alejado de la puerta podemos pasar por el vestidor en vez de dar la vuelta a toda la cama. El cabecero podría servir como pared divisoria para colocar más armarios, un sifonier, zapatero… También es recurrente esta distribución para separar el baño.

Dormitorio grande, perfecto para crear un vestidor
  1. Hablemos de medidas

Se considera que un dormitorio es cómodo cuando se puede inscribir un círculo de 2.60metros. Esta medida nos dejará colocar una cama estándar de 1.50metros con espacio alrededor.

Alrededor de la cama tenemos que dejar, como mínimo 60 centímetros, pero lo ideal sería dejar un poco más.

De la cama al armario la medida mínima que tenemos que dejar para poder abrir bien las puertas es de 1 metro. Si en tu caso no hay manera de dejar esta distancia, opta por un armario con puertas correderas o incluso, si eres muy ordenad@, por uno sin puertas, así podrás dejar un espacio libre de tan solo 80cm.

El armario ocupa entre 55 y 60 cm de fondo. En cuento al largo, se considera que una persona necesita aproximadamente un metro para poder colocar sus prendas cómodamente, por lo que es una pieza importante a la que también debemos priorizar porque ocupará mucho espacio.

Los recovecos también forman parte de los metros cuadrados útiles del cuarto, aprovéchalos como tal. Si tienes un espacio que parece “muerto” entre un pilar y la pared, aprovecha para colocar unos estantes, puedes poner una pesita de solo 30c, de ancho y que te sirva de tocador en un pasillo que se te queda un poco ancho…

 

  1. Elemento a elemento, ¿cómo lo escojo?

Las medidas de la cama son algo muy íntimo… Hasta hace algunos años, una cama de matrimonio se consideraba de 1.30 cm. Hoy en día, suele ser de1.50 para mayor comodidad, aunque las habitaciones son más pequeñas que antaño.

Valora muy bien tus necesidades pues si el mueble de la cama cuesta dinero…cambiar el colchón es una ruina, necesaria cada cierto tiempo, sí, pero vamos a respetar los tempos.

Os explico mi caso para que os hagáis una idea, nuestra habitación principal es de medida estándar, pero quería ubicar una butaca, un tocador y una cómoda (el armario está en otra habitación), así que optamos por una cama de 1.30. Durante 4 años nos ha funcionado bien, no nos movemos mucho por la noche así que incluso sobraba espacio. Luego vinieron los gatos…y esa camita tan mona que les compramos con toda la ilusión no es suficientemente buena, duermen con nosotros. Y para acabar, ahora está la pequeña que… también acaba durmiendo con nosotros. ¿Resultado? En una cama de 1.30 duermen dos adultos, dos gatos y un bebé (de momento, esto es un suma y sigue). Si lo llego a saber la cómoda y el tocador se van al traste y pongo una cama de 1.80.

¿Moraleja? Piensa en futuro y escoge los muebles de cama pensando en 10 años vista, que es lo que dura un colchón.

Un colchón dura 10 años, así que mira a largo plazo lo que puedas necesitar

El cabecero sirve para enmarcar el sitio de la cama, realzarlo de alguna manera, pero también tiene una función práctica. Con él evitamos que la pared que queda detrás de nuetsras cabezas se ensucie tanto, sobre todo si solemos leer en la cama.

Los materiales naturales son los mejores, como la madera, puesto que los materiales también transmiten “energía” aunque suene muy místico. Me explico, no es lo mismo dormir con la cabeza en contacto con una cálida madera que con un frío metal.

Si necesitas ideas para crear un cabecero bonito y con poco gasto, no te pierdas el artículo “10 ideas para crear tu propio cabecero”

El cabecero es importante para remarcar la importancia de la cama y darle estilo al dormitorio

Los armarios son otro elemento crucial. Hay que optimizar el espacio para poder colocar el máximo de ropa sin llegar a desordenarlo o atiborrarlo demasiado, por eso es esencial que calculemos bien el tamaño que cubra nuestras necesidades. O donar/regalar/tirar prendas, que es otra opción.

Como comentábamos en apartados anteriores, es importante que contabilicemos lo que ocupan las puertas abiertas de éste. Próximamente haré un artículo sobre cómo distribuir el armario para sacarle el máximo partido, ¡estate atent@!

Los armarios son un mueble importante del cuarto.

Las mesitas de noche no tienen por qué ser del mismo estilo que la cama, podemos jugar a incorporar diferentes tipos de elementos o materiales, eso si, no los sobredimensiones. ¿Qué quieres poner en la mesita? Una lámpara (o quizá no y la cuelgas o optas por un aplique), el despertador, un libro… Cuanto más espacio, más cosas colocarás. Optimiza.

Mesita de noche

 

El tocador se puede hacer con cualquier mesa un poco estrecha, con almacenaje y un espejo con luz encima, no hace falta comprar un tocador propiamente dicho si no encontramos ninguno que se adapte a nuestras medidas o necesidades.

 

El tocador, un complemento esencial en muchos dormitorios

La alfombra también nos sirve para delimitar la cama. A parte de ser decorativa, su función es sensitiva, para que al despertarnos, lo primero que toquemos con los pies al levantarnos sea algo cálido, acogedor y a veces hasta mullidito. Cosa que en invierno va aún mejor.

No peques de poner una alfombra demasiado pequeña. Lo ideal es que recoja todo el bajo de la cama y salga por los laterales y los pies. Si no queremos invertir tanto, optaremos por alfombras alargadas, una a cada lado de la cama.

Es muy interesante tener alfombra en el dormitorio, no solo son decorativas, sino que es la primera sensación que tienes al levantarte.

 

Cortinas, esenciales para tamizar la luz. El mundo de las cortinas es muy extenso, existen cientos de posibilidades y combinaciones. Lo mejor es combinar unos visillos que dejen pasar iluminación natural tamizada y unas de más gruesas para que podamos correrlas si queremos más penumbra y también para tapar los encuentros entre ventana y muro, por donde a veces puede haber puentes térmicos. Descubre todos los tipos de cortina en este artículo

Combina dos tipos de cortinas para dar una mayor riqueza visual al espacio

Sillas o sillones, van muy bien para vestirnos y desvestirnos, para colocar la ropa al llegar a casa y airearla un poco o preparar la del día siguiente si no se tiene un galán de noche. Eso sí, hay que intentar no empezara  hacer una montaña de ropa acumulada.

Un sillón o una silla en el dormitorio se puede convertir en un agradable rincón de lectura

Espero que con estos trucos y consejos puedas redistribuir o montar tu habitación de forma que te sientas a gusto y puedas descansar bien. Si tienes alguna duda, puedes contactar conmigo y trataré de ayudarte. ¡A por ello! No olvides escribir un comentario si te ha servido esta información.

Si quieres saber cómo organizar el salón comedor, pincha aquí y descubre todos los secretos y trucos.

Verònica Martín, interiorista y decoradora