Cómo hacer un arrimadero

En este artículo os quiero hablar sobre los arrimaderos, pues se han dejado mucho en el olvido, pasando por alto su gran aporte estético y su gran utilidad, sobre todo en espacios de alto tránsito o sensibles a ensuciarse.

Primero de todo, debemos saber diferenciar lo que es un zócalo, de lo que es un arrimadero o un trasdosado.

Un zócalo es una pieza, que normalmente es de madera, pero la podemos encontrar de metal, de piedra, cerámico… y que suele hacer unos 7 o 10 centímetros de alto (hay algunos un poco más altos, pero no mucho más). Más que nada es para salvar el yeso pintado cuando fregamos o barremos. Lo protegemos de la humedad o de los golpes que pudiéramos propinar a la pared con el mocho, la escoba o el aspirador.

Un arrimadero es cuando este zócalo aumenta de tamaño considerablemente y llega a 90 centímetros hacía arriba. Hay arrimaderos de 1 metro, de 1.20…1.50. Más altos ya empieza a ser raro.

Éstos son ideales para proteger la pared cuando hay mucho movimiento o es susceptible a ensuciarse, como por ejemplo en dormitorios infantiles, en zonas de banco corrido, pasillos, dormitorios…

Arrimadero de tablones anchos de madera DM pintado en blanco. Ideal para cuartos infantiles

Por último, existen los trasdosados. Éstos cubren la totalidad de la pared, de arriba abajo, y pueden ser de muchos materiales, pero siempre añadiéndole un volumen extra, ya sea pladur, madera, cristal, piezas de plástico…

Trasdosado de madera con aplicaciones de molduras.

Trasdosado de madera

Ahora que sabemos diferenciarlo de sus primos, y que conocemos su utilidad, podemos empezar a pensar en cómo  incorporar un arrimadero en casa.

Los arrimaderos de madera son los más comunes, pudiendo ser estos de madera natural o bien de DM.

Arrimadero de madera clásico

 

Encontrándose estos normalmente en los pasillos, por el tema práctico de la limpieza que os contaba antes. Es una zona más estrecha y por tanto es más normal que rocemos la pared con más intensidad.

El arrimadero de la imagen superior es muy elaborado, más bien clásico. Es una buena opción en rehabilitación o reforma de casas o pisos antiguos.

Siguiendo con el toque clásico, pero un poco más atemporal, encontramos los arrimaderos altos como el de la imagen inferior.

Como ves, hay 4 franjas diferenciadas por volúmenes. La franja inferior, lisa, una de más alta, seguida por unos cuadrados y un friso superior liso. Al tener esta combinación, y al ser el conjunto vertical, lo que consigue es dar la sensación de altura.

Arrimadero de DM con molduras, acabado en blanco

Lo mismo sucede en la entrada de la fotografía de a continuación. Como ves, se consiguen resultados muy diferentes al pintar la parte superior de un color claro o más bien oscuro. Eso si, Los colores claros siempre sumaran amplitud.

Al ser claro, suma luminosidad

El arrimadero más sencillo es el siguiente. Meros tablones de madera colocados de forma vertical (verás que siempre se sigue un tramado vertical, eso es porqué nos interesa que la habitación parezca más alta).

En este caso se ha pintado del mismo color que la carpintería, una opción muy recomendable para dar continuidad.

Arrimadero de tablones verticales

En el caso siguiente, vemos que se ha aplicado un arrimadero al rededor de la zona de comedor de la cocina.

Una gran idea para evitar que las sillas rocen la pared y…si tienes niños pequeños y tu también conoces el fenómenos de “la comida voladora” sabrás apreciar la rapidez en que se limpia un arrimadero de madera en comparación a una pared pintada.

Arrimaderos en la cocina

 

 

Otro de los clásicos son los arrimaderos de madera con volumen que conforman cuadrados. Pueden encontrarse muy fácilmente en madera natural para que luego se pinten del color que se desee.

Pueden parecer algo clásicos pero lo cierto es que combinan perfectamente con cualquier estilo.

Arrimadero bajo

 

Para acabar con los arrimaderos de madera, decirte tienes la opción de listones más delgados.

No me preguntes quién limpia este zócalo, pero lo cierto es que da un resultado muy rico y moderno. Algo a tener en cuenta si no nos importa pasar un ratito limpiando listón por listón.

Arrimadero moderno de madera

¿Cómo colocar un trasdosado en casa?

Hay varios sistemas y depende del trasdosado que hayas elegido. Normalmente te asesoran muy bien en los almacenes de la construcción.

Pero que sepas que tienes varias opciones si lo que quieres es hacerlo tu mismo des del principio.

En primer lugar, saber que ya de por si, una habitación suele disponer de un zócalo. Si no quieres eliminarlo, éste puede ser tu referencia para seguir con la composición, y será en grueso que tendrás que comprar el resto de listones. Escoge una altura y corta los montantes verticales. Puedes hacerlo con adhesivo especial para esto (que lo hay, se aplica como si fuera silicona) o bien con clavos. (te aconsejo el adhesivo). Una vez colocados, vamos a colocar la parte superior, el coronamiento.

A partir de ahí todo son posibilidades. Me explico, puede terminar de poner unos montantes verticales i pasar de cuadrados a rectángulos, puedes pintar toda esta parte inferior del mismo color o bien combinar un par de colores. Puedes colocar unas molduras más pequeñas en el interior, creando otro cuadrado más pequeño y por tanto más riqueza visual. También, si no quieres dejar el yeso visto, puedes incorporar piezas cuadradas de DM, una plancha delgada de unos milímetros ya bastará. De este modo protegerás aún más la pared.

Cómo colocar un arrimadero

 

Si te atreves a hacerlo, pero, tienes un límite y te gustaría comprar las piezas hechas y solo montarlas en casa, también hay opciones para eso.

Este tipo de zócalos viene con los listones verticales con un sistema en los lados que permite montar unas piezas con otras y darle más resistencia y facilidad de colocación.

Colocaremos los montantes con el adhesivo indicado a lo largo de la pared, bien unidos entre si, y finalmente lo coronaremos con la moldura. Rápido y fácil.

Cómo colocar un arrimadero preparado

Por si te animas, a continuación te dejo un par de fotografías con ideas de cómo colocar los listones para crear arrimaderos altos.

Arrimadero alto.
Arrimadero alto paso a paso

Otros tipos de arrimaderos

Obviamente no solo existen los arrimaderos de madera. Hay otros materiales que podemos usar.

Los arrimaderos de papel pintado son otra opción. Se usan muchísimo en dormitorios. Eso sí, te recomiendo que sea un papel pintado lavable, que con pasar un paño húmedo tengas suficiente.

Papel pintado que funciona de arrimadero. Con un dibujo a rallas verticales

 

Puedes usar un papel pintado liso, una trama, texturas o quizás rallas. Eso sí, con las rallas, te aconsejo que sean en posición vertical.

Y puestos a poner papel pintado, podemos combinarlo la mar de bien con otro papel en la parte superior.

Arrimadero de papel pintado con textura de tejido natural combinado con otro papel pintado en la parte superior

Los arrimaderos de tela

El textil se usa des de hace varios siglos para cubrir paredes o bien crear arrimaderos. Nos ofrece texturas muy cálidas y ricas y es una buena opción si sabemos que  se trata de una zona que no se va a ensuciar demasiado o bien queremos algo un poco más acogedor, como para dar continuidad en la pared del cabecero de la cama.

Arrimadero de tela con volumen

Y eso es todo en cuanto arrimaderos. Espero que esta información te haya sido útil.

Puedes ver más soluciones “Do-it-your-self” en el blog, por ejemplo, pincha aquí si quieres descubrir como crear tu propio cabecero.

Gracias por leernos, tu opinión es importante, deja un comentario contando qué te a parecido el artículo.

Verònica Martín, interiorista i decoradora.