Consejos para pintar paredes y techos

¿Vas a pintar la casa? Pues presta atención a estos consejos que seguro van a ayudarte.

Pintura de calidad

En el mercado existen infinidad de productos, y a veces es difícil escoger entre tantas marcas y colores.

Para no fallar, debes escoger una pintura de calidad, pues una barata puede estropear el acabado final y es una pena después del esfuerzo. Debes tener en cuenta la capacidad de cubrición (que sea alta), que sea lavable (aquí va a gustos, en las paredes de la cocina y la habitación de mi hija he usado pinturas super lavables, en el Leroy Merlin venden unas a unos 28 euros/4litros que pasando un paño húmedo se va hasta la salsa de tomate, una maravilla). También hay que tener en cuenta cuantas capas necesita para llegar al color que se marca. Las monocapa son muy útiles si la pared base es del mismo color o si es blanca.

Pintar en compañia es mucho más divertido

Prepara la estancia

Recuerda comprar cinta de carrocero de sobras. Protege marcos de puertas y ventanas, así como zócalos y molduras.

Si te animas a hacer cambios de color, te aconsejo que adquieras un tipo de cinta de carrocero llamada “de líneas rectas”, no deja pelitos y ayuda a que los cambios de color sean perfectos.

Una vez acabes de pintar, retira la cinta antes de que seque la última capa de pintura, será más fácil que si se ha secado.

Protege también el suelo, bien con diarios, cartones o unos plásticos cubre-todo que puedes encontrar en cualquier supermercado o superficie de la construcción.

Prepara la habitación para no pintar aquello que no nos interesa

Pintar por orden

Es aconsejable pintar primero el techo, así si gotea algo de pintura luego se cubrirá.

Seguidamente pintaremos las esquinas y rincones pequeños de las paredes, los zócalos, alrededor de puertas y ventanas… Y por último el resto de la superficie de pared. Se empieza por la parte superior y se va bajando. ¿por qué? Pues porqué si chorrea pintura la podemos esparcir rápidamente con el rodillo hacia abajo. Es muy molesto ver que ya se estaba secando una parte y que un chorretón de pintura inesperado hace que tengamos que volver a darle una pasada antes de tiempo.

Es mejor empezar a pintar por la parte superior e ir bajando y desplazándonos poco a poco.

Qué uso para pintar

Para las esquinas y recovecos no nos queda otra que pintar con brocha, mejor una brocha redonda que no dejé ningún hueco sin pintar. Para el resto, lo mejor es usar brocha. Para la zona más alta puedes usar una brocha con un palo, es muy cómodo y te ahorras el subirte a una escalera.

Para evitar que se note que pintaste unas partes con brocha y otras con rodillo, es buena idea hacer una pasada por encima con un rodillo pequeño de las mismas características que el que usaste para el resto de la pared. Así igualamos el acabado.

Por otro lado, también existen las pistolas de pintura, muy prácticas y rápidas.

Como mínimo, vas a necesitar un rodillo y una brocha redonda

Cuántas capas doy

Normalmente, una capa no va a tapar el color que teníamos debajo, a no ser que fuera blanco o muy clarito, pero si lo hiciera, la superficie quedaría granulada.

Para evitarlo y conseguir un acabado muy liso, aplicaremos dos capas de pintura y lijaremos entremedias.

Es decir, Aplicamos una capa de pintura con el color deseado, dejaremos secar y pasaremos una esponja de lija de grano fino, usaremos esponja porque llega a las gritas que el papel se deja, aspira los restos de polvo y pintura creados y pasa un paño antiestático por la pared. Después vuelve a pintar, a lijar y limpiar.

Entre una y dos capas dependiendo de la marca

La seguridad

Nos pensamos que podemos con todo, o que “solo será un momentito” pero es en ese momentito en que nos apoyamos en algo que no deberíamos con la punta de los dedos de los pies para llegar a un hueco, cuando nos caemos y podemos hacernos daño.

Pintando no es bueno hacer malabarismos, ten a mano una buena escalera y no subas nunca a superficies poco estables o con ruedas.

Usa siempre superficies estables. Nada de sillas con ruedas.

Vestimenta

No se necesita un estilo especial para pintar, ni un mono blanco ni zapatos de punta metálica. Lo que si te aconsejo es que uses ropa vieja o desgastada, porqué tienes muchas probabilidades de mancharte. En cuanto al calzado, hay opciones, como siempre; puedes hacerlo con unos zapatos viejos, o bien ponerte un cubre zapatos (tipo el de los hospitales) para protegerlo. La otra es hacerlo descalzo…

Si vas a pintar un techo, es buena idea que tengas gafas de plástico por si cayera alguna gora inesperada.

Cuidado con lo que te pones…Seguramente te vas a manchar

Toxicidad

Muchas pinturas tienen metales pesados o volátiles que pueden dañar la salud. Por eso no es bueno que una mujer embarazada pinte un cuarto. Abre bien las ventanas, sea la pintura que sea, más vale prevenir… Y usa mascarilla, que vale por dos, primero protegerte y segundo, evitar alguna gota indeseada que pueda acabar en la boca (no serías el primero y seguramente tampoco el último).

 

Verònica Martín, decoradora e interiorista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *