Cómo repintar una pared oscura en un tono claro

 

Este post es muy especial para mí, pues voy a usar de ejemplo el cuarto que le estamos haciendo a nuestro bebé.

A veces nos pasa que, al comprar una vivienda de segunda mano o que fue piso-piloto, nos encontramos paredes que están pintadas de colores que no nos gustan, o bien queremos darle un lavado de cara u otro uso a un cuarto y los colores que hay ya no nos funcionan o han pasado de moda. Si los tonos son claros no hay problema pero, si se trata de tonos muy vivos o saturados, o bien colores oscuros, la cosa se complica un poco y necesitamos algo más de trabajo.

A continuación, os explico cómo hacerlo para que, sobre una superficie oscura, al repintarla con un tono muy clarito, no se note.

 

En primer lugar, vamos a lijar la superficie que queramos repintar, sobre todo si es brillante. De este modo la pintura selladora se adherirá mejor. Para ello te aconsejo que uses un bloque de lijado envuelto con papel de lija. Frota la pared con pasadas rápidas y uniformes.

 

Lija la superficie oscura con un bloque de lija

 

Una vez esté todo lijado, debemos limpiar bien la pared para eliminar pequeñas partículas que puedan dejar marcas al pintar o hacer que la pintura no se adhiera bien. Esto vamos a hacerlo especialmente si vamos a repintar cocinas, pues allí se acumula grasa, aunque no se vea a simple vista, y si no lo limpiamos antes la pintura no se adherirá correctamente.

Limpiar con un paño humedecido la superfície

En nuestro caso, que teníamos una franja de negro pizarra, también va a ser necesario que preparemos la pared a consciencia.

Para ello usaremos una esponja con jabón suave y agua. Una vez hayamos limpiado todo, lo dejaremos secar por completo.

A continuación, aplicamos una capa de selladora blanca con el rodillo, con pasadas largas y superponiéndolas. Seguramente harán falta un par de manos, respeta siempre el tiempo de repintado que indica en el bote, si no, es como si solo estuviéramos haciendo una capa. En nuestro caso, acabamos dando 3 capas de selladora para que la superficie quedara blanca.

Esta es la franja de pizarra después de la primera capa de selladora. Como ves, aún se percibe el cambio de color
Después de tres capas, la cosa se unificó bastante

Dejaremos que las  capas se sequen bien. La selladora es importante, primero porque tapa poros de la pared, y segundo porque nos va a igual paredes y dejarlas todas de color base en blanco, de este modo la pintura que apliquemos encima no tendrá variaciones y será realmente el que elegimos en la tienda (que te recomiendo que sea un poco más claro que el que quieres, pues en la pared tiende a oscurecer y nunca queda igual que en la muestra). Es mejor dar tres capas de selladora que dos de pintura de color si la queremos muy clarita, pues con cada pasada el tono sube y se oscurece o satura un poco más.

Antes de empezar a pintar, vamos a preparar toda la habitación. Hay que poner cinta de carrocero en todos los zócalos, armarios, puertas, enchufes…TODO para evitar el desastre.

Existen varios materiales, para hacer líneas rectas i sin pelitos, compra una cinta de color amarillo canario que es para este efecto, suele llamarse «cinta para líneas», no hay en todos lados, pero vale la pena buscar. También hay cintas de zócalo, que a nosotros se nos acabó a medias pero la imaginación está muy desarrollada y con una cinta normal y corriente y unas tiras del diario del día anterior…hicimos el mismo efecto, y por ultimo cinta normal. No te recomiendo la del Leroy Merlin, al ponerla se adhiere bien, pero al sacarla se rompe a cachitos y es desesperante, mejor compra una en una tienda especializada.

Si no quieres gastar en una cinta de zócalos…fabricala tu mismo con cinta de carrocero normal y corriente y tiras de papel
Protege el suelo con una sábana vieja, un plástico cubre todo o bien diarios

Por fin podemos proceder a pintar la pared del color que hemos elegido. Pasadas superpuestas con el rodillo si solo queremos una mano, y en una dirección primero y al repintar, pintaremos hacia la otra dirección (es decir, primera mano con el rodillo en vertical, segunda mano con el rodillo en horizontal, o en diagonales opuestas).

Como ves en la imagen, al final no ha quedado ni rastro de la franja negra, y aunque la fotografía se ve un poco oscura (disculpa la resolución) la verdad es que los tonos son bastante claritos.

 

Espero que te haya servido para que puedas repintar tu superficie oscura en un color más claro. Resuerda que puedes hacer preguntas o dejar comentarios. Gracias por leerme.

 

Verònica Martín, interiorista y decoradora

Un comentario

  • vivo en un departamento que rento por un tiempo en mi estudio quiero pintar de negro dos paredes pero todo el apto debo entregarlo de blanco cuando me vaya, mi pregunta es puedo pintar las paredes que neesito negras y volverlas a dejar en un futuro blancas?

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *