Los secretos de una buena orientación del hogar


Cuando nos enseñan una casa no solemos pensar en cómo está orientada. Nos fijamos en el número de habitaciones, en los acabados, en las vistas des del balcón… ¿Pero sabias que la orientación del inmueble nos puede ahorrar hasta un 70% el gasto de energía? Visto así, vale la pena prestarle un poco de atención ¿verdad? En este artículo os mostramos las nociones básicas para no fallar en la orientación.

2

En esta entrega queremos ayudarte a resolver el problema de la orientación. Cuestión que no siempre se tiene en cuenta y luego se pueden sufrir las consecuencias.

Se habla sobre este tema en numerosos blogs, pero no todos especifican la zona de la que están hablando. Tened cuidado con esto, porque cada área es diferente y busca resolver diferentes aspectos cuotidianos. Para empezar no es lo mismo un post que trate sobre la orientación del hemisferio norte que del hemisferio sud. Y aunque hablen del hemisferio norte, no es el mismo caso el de Méjico que el de España.

Nosotros os hablaremos de la orientación que tenemos en la zona norte mediterránea de la península. Aunque en el resto del territorio no cambia demasiado.

A continuación tenéis la incidencia del sol en nuestra zona:

  • Norte: Tendremos sol en verano, pero sólo las primeras horas de la mañana y en el atardecer.

  • Noreste: Nos dará sol hasta el medio día durante todo el año excepto en invierno.

  • Noroeste: Sol de mediodía hasta el atardecer todo el año excepto en invierno.

  • Oeste: des del mediodía hasta el atardecer durante todo el año

  • Sudoeste: en invierno tendremos sol todo el día pero. El resto de meses des del mediodía hasta el atardecer.

  • Sud: durante el otoño, invierno y primavera da sol todo el día, en verano en cambio solo en las horas centrales, es decir, cuando hace más calor.

  • Sudeste: dará sol hasta el mediodía durante todo el año, pero en invierno tendremos sol todo el día.

  • Este: Sol des del amanecer hasta el mediodía durante todo el año.

Todo esto está muy bien, pensareis, ¿pero cómo lo traduzco?

Para empezar, debemos concienciarnos de que cada familia tiene unas costumbres y horarios diferentes. Puedes ser una persona diurna o nocturna, pasar todo el día fuera de casa y solo disfrutar de ella al atardecer, por lo que te apetecerá ver algo de sol cuando llegues… Todo esto influye. Así que es fantástico que haya casas orientadas a todas partes, porque así podemos elegir la que mejor nos vaya.

Primero de todo, piensa en tus hábitos. Algo que te ayudará es imaginarte a ti mismo e ir repasando mentalmente los pasos que sueles dar durante el día. Va bien apuntarlo para tener un esquema más claro. Ve haciendo tu rutina y preguntándote qué te gusta.

1

Por ejemplo, ¿te gusta dormir sin nada de luz? ¿O por el contrario prefieres que te despierten los rayos del sol? ¿Desayunas en el comedor? ¿Trabajas en casa o hay una hora en la que sueles estar leyendo? Todas estas cuestiones son importantes, y aunque se diga que la cocina está perfectamente orientada a norte, quizá lo que tú estás buscando es el este, porque te pasas el día haciendo deliciosos pasteles y el salón no lo pisas más que para leer un rato.

Dicho esto, una vez tienes el esquema de tu día a día solucionado, vuelve arriba y ves buscando la orientación que más te convenga. Por ejemplo, si a las 6 de la tarde vuelvo a casa después de estar todo el día trabajando, de nada me sirve que el salón tenga luz de mañana porque no lo voy a disfrutar. Buscaré la orientación en la tabla que me dé luz solar por la tarde, el oeste, y ubicaré allí el salón, puesto que de esta manera voy a ahorrar dinero al no tener que encender tanta luz artificial, y encima, como empieza a darle el sol des del mediodía, puede que a las seis lo encuentre calentito y todo.

Ya ves que esto no tiene ningún truco, solo se trata de ir siguiendo tus pasos rutinarios. Pero si esta forma no te termina de convencer o prefieres seguir los estándares más convencionales, seguidamente te contamos dónde suelen ubicarse las estancias según el gasto energético que crean.

Norte: puesto que no recibe sol directo, en invierno es con la orientación que gastaremos más calefacción, y en verano la zona en que estaremos más fresquitos. Si tenemos en cuenta que un buen aislamiento en paredes y ventanas nos puede ahorrar hasta un 30% de energía, podría ser una buena opción si somos muy calurosos.

Sud: al recibir luz solar durante todo el día, todas las temporadas excepto en verano, que cae solo en las horas de más calor, puede ser una buena idea ubicar ahí las habitaciones dónde se pasa más tiempo, como el salón. Te puedes zafar del bochorno en verano instalando toldos, que reducen la temperatura entre 2 y 5ºC, y así no tendrías que abusar del aire acondicionado.

Este: Como da el sol des de la mañana hasta el mediodía, es una orientación perfecta para esas habitaciones que más uso les das por la mañana, como los dormitorios. De esta manera, puedes despertarte con luz natural. Energéticamente es muy buena orientación, puesto que se acumula el calor durante toda la mañana y se va disipando durante la tarde y noche. Esto nos permite ahorrar en calefacción.

Oeste: sol des del mediodía hasta la noche, por eso no acumula calor. Esto puede ser fantástico para lugares calurosos, pero en invierno hará que tengamos que encender la calefacción. De todas maneras, hay habitaciones que se usan sobre todo por el mediodía y la noche, como la cocina, en la que el mayor tiempo que pasamos es para la comida y la cena. Esto nos va fantástico porque reduce el gasto de luz artificial. Además, recordemos que basta con estar cocinando algo durante 5 minutos para tener caldeado todo el ambiente.

Esperamos haberte podido ayudar con este tema. Nuestro último consejo es que no dejes de preguntar a tu agente inmobiliario por la orientación de la vivienda que estás visitando. Recuerda siempre tus rutinas, o apuntalas en un papel y llévalo contigo. Un buen agente inmobiliario valorará tu interés e intentará ayudarte a solucionar tus problemas.

Por favor, escribe un comentario sobre este artículo. Tu opinión nos importa. Gracias.

El equipo de Hub Inmobiliario